* Bien y el mal en la Ufologia

* Bien y el mal en la Ufologia

Los cuidados que tenemos que tener con nuestros enigmáticos visitantes
extraterrestres

Por;Roberto S. Ferreira.
En los medios ufológicos se convive con informaciones incomuns, de diversas
naturalezas y provenientes de incontables fuentes. Algunos de esos tipos de datos
pasaron a ser encarados con cierta naturalidade por los ufólogos, como los
avistamentos y las acciones gubernamentales de acobertamiento. El conjunto de
personas que la Ufologia agrega es
muy heterogêneo, variando desde personas excesivamente escépticas y
cientificistas hasta otras totalmente iludidas por sectas ufolátricas.
Felizmente, la mayoría tiene bueno senso, pero aun así la gama de opiniones
sobre aspectos-llave del Fenómeno UFO es muy amplia – tal vez hasta
demás. Prácticamente, la única cosa en común entre todos es la creencia en la
existencia de los UFOs – siquiera la hipótesis de ellos sean de origen
extraterrestre es unanimidad. Las variedades y nuances de creencias y opiniones
son aún mayores en cuanto a temas polémicos o poco abordados, como las
inter-relaciones entre la Ufologia y
la espiritualidade, abduciones y canalizaciones, sólo para citar algunos más
conocidos. Este artículo trata de la cuestión del dualismo o del maniqueísmo en
la Ufologia, o sea, la existencia de
dos gran facciones en que se dividen las civilizaciones que nos visitan. La
propia realidad de este dualismo es muy polémica, aunque no debiera. Existen
investigadores que consideran los extraterrestres en general nocivos para la
humanidad. Otros generalizan en el extremo opuesto, considerando todos los
alienígenas como nuestros benefactores o hasta creadores, llegando a negar
hechos como las abduciones violentas. La visión de realidad aquí defendida es
coerente con la fenomenologia ufológica y con los conocimientos espirituales
sobre el universo actualmente existentes. Una parte de esos conocimientos tiene
origen antiguo – como las escrituras sagradas de algunas religiones
–, pero hay otros más recientes, obtenidos a través de interacciones con
entidades espirituales de alto nivel.
El Origen del dualismo –
Nuestro planeta es visitado por decenas de diferentes civilizaciones, conforme
evidencia la variabilidade de la tipologia de los tripulantes de UFOs
observados. ES natural imaginar que ese conjunto de pueblos también comporta
una vasta gama de intereses con relación a la Tierra y a la humanidad. Eso se
refleja en su comportamiento, por el cual la literatura ufológica acostumbra
los dividís en nocivos, benévolos e indiferentes o neutros. El estudio de las
escrituras sagradas y de otros antiguos conocimientos indica que nuestra
galáxia vive una gran guerra hace muy tiempo. Ese enorme conflicto tiene serias
implicaciones para la región que ocupamos en el espacio, y tendría origen en
aquello que es conocido como “la gran
rebelión”
, o “rebelión
de Lucifur”
(no confundir con Lúcifer). Dejando de lado los
detalles, que varían conforme los textos y las interpretaciones, se puede decir
que esa revuelta ocurrió como reacción al establecimiento de un nuevo proyecto
por parte de altas entidades espirituales bajo orden de Dios. Ese plan tendría
estrecha relación con nuestra humanidad, en la medida en que preveía la
creación de un ser superior que evolucionaría para la perfeición a partir de la
vida física. Esa revuelta sería el origen del mal como lo conocemos. Así, él no
es intrínseco a la manifestación del bien, como quieren creer algunos. El mal y
el bien no son dos faces de una misma moneda. El maniqueísmo no es necesario
para la existencia del bien. En la verdad, el estado natural del universo es de
amor y paz infinitos y evolución constante. Tampoco es correcta la noción de
que el dualismo sería una creación abstrata del hombre, y que alienígenas están
por encima del bien y del mal, no sujetos a ese nuestro supuesto concepto ingenuo.
En el caso de la Tierra, con el desenrolar local del proyecto y en faz de la
rebelión, era necesario llegar a una raza que fuera capaz de alcanzar el
objetivo alcista, aún sujeta a la limitaciones causadas por la dominación de
los llamados “ángeles caídos”.
Con el transcurrir de la lucha, las fuerzas negativas fueron siendo expulsas
para regiones periféricas de la galáxia, mientras también se barrava su acceso
la dimensiones más elevadas de existencia. Nuestro Sistema Solar se sitúa
distante del centro de la Vía Láctea, en una de sus espirales – y está
aún sujeto a la influencia de esos rebeldes. Así, nuestro planeta es visitado
por entidades integrantes de los dos lados en conflicto: los seres dichos
positivos, que siguen la gana del Creador, coordinados y orientados por altas
jerarquías suprafísicas o ultraterrestres, y los seres negativos o
“caídos”, que intentan mantener su control y hegemonia en estas
regiones, incluyendo la escravización espiritual de esta y de otras
humanidades. En esta ótica, no sobra espacio para la existencia de
civilizaciones independientes – todas están o estarán en breve alinhadas
con uno de los dos lados.
Alienígenas y protección –
Las características claras del comportamiento de los seres negativos para con
nosotros son evidentes a partir del contacto directo como ellos, como en las
abduciones y en algunas canalizaciones. Ellos demuestran total desrespeito a
nuestro libre-arbítrio, práctica de manipulación mental, vampirismo energético,
coacción, desencaminhamento espiritual, divulgación de falsas escrituras,
violación, robo de cuerpos etc. Por otro lado, las entidades físicas y
espirituales fieles a Dios respetan la individualidade y nuestro crecimiento
como civilización, buscando nos ayude – aunque, a causa de la situación
reinante por aquí, el intercambio sea muy restricto debido a nuestras
limitaciones de conciencia y al bloqueo de nuestras capacidades inatas de
comunicación, en una especie de quarentena existente hace milenios. Lo que está
ocurriendo es una batalla amplia e ininterrupta por el alma humana. Está en
juego el futuro de la humanidad, relativo al que ella tiene que más valioso: su
capacidad de ascender a niveles superiores de existencia, conforme el proyecto
divino que el otro lado búsqueda sabotar. Estudiándose las profecías, se
concluye que la Tierra formará, con otros mundos en semejante estado, el
escenario final de esa guerra. Ese conflicto parece ser citado en Apocalipse
12,7, correlacionado al texto bíblico Daniel 12.
Dentro de esta reja de realidad no es difícil identificar tipos de
extraterrestres, conocidos en la casuística, como siendo negativos. Los
reptilianos y cenizas [Grays] son
casos obvios, aunque vengan haciendo acciones de propaganda intentando
mostrarse amigos de la humanidad, mientras disseminam su versión infame de
nuestra creación y del ordenamiento del universo, incluyendo la negativa de la
existencia de Dios. Esa “propaganda de guerra” incluye la
propagación en la mídia de imágenes estilizadas de esos extraterrestres, programación
de abduzidos para defenderlos en público y disseminación de mensajes
canalizadas en que se colocan como libertadores – mientras calumnian o se
hacen pasar por seres de Órion o de las Plêiades, por ejemplo. ES sabido que
razas extraterrestres hicieron experimentos genéticos con el ser humano en eras
pasadas, resultando en desastres como lo de los gigantes generados por la
hibridización con los llamados “hijos de Dios”, citado en el
Gênesis y en el Deuteronômio bíblicos. Esas alteraciones tuvieron que ser
corregidas por la llamada Jerarquía. Así, ETs que alegan ser creadores del ser
humano aprovechan una media verdad para negar nuestra imagen y semejanza para
con el Padre, intentando reducir la creación la simples experimentos genéticos.
Su propósito es confundir, engañar y desviar.
Comandantes
de flotas –
Por otro lado, seas que interagiram
con el hombre en la Antigüidade e hicieron pasarse por dioses, generando la
mitologia clásica y las de otras regiones del planeta, retornan ahora como
bellos “comandantes de flotas estelares”, prometiendo una falsa
salvación, una falaciosa ascenso para la cuarta dimensión – bien diversa
de la verdadera, prometida en escrituras sagradas. Pero la apariencia física de
nuestros visitantes no puede ser tomada como parâmetro único en su
clasificación. Aunque algunas razas hayan aspecto grotesco debido a una milenar
degeneración ocurrida en razón de su caída espiritual, hay seres negativos que
aún mantienen forma adâmica, a pesar de su incapacidad actual de la reproducís.
De ahí, tal vez, la existencia de relatos de abduzidos que alegan haber visto a
bordo de UFOs seas humanos junto de cenizas, los llamados tipo alfa, por
ejemplo – además de los casos en que parece haber implicación de
militares terrestres. Se hace la ressalva, claro, de que hay varias
civilizaciones adâmicas positivas que están visitándonos, además de otras
humanóides. Esos extraterrestres negativos y con apariencia humana son
particularmente peligrosos, porque iludem más fácilmente las personas con las
cuales mantienen contacto – juntamente con otros que usan camuflagens,
escondiendo su verdadera forma.
Por eso es fundamental, en cualquier tipo de interacción con aliens, emplearse
algún medio de protección psíquica o mental. Eso vale tanto para contactos
físicos – como las abduciones – cuanto para encuentros en estados
alterados de conciencia, canalizaciones y asemejados. Existe un código, un
mantra o nombre sagrado que funciona para estas aplicaciones, además de muchos
otros. Él es citado en Isaías 6,3 y Apocalipse 4,8-11, como siendo cantado o
vibrado ininterrumpidamente en la presencia del Creador: Kodoish, Kodoish, Kodoish, Adonai Tsabaioz
[Palabras obtenidas por transliteración del
hebraico]
. El mantra significa Santo, Santo, Santo es el Señor Dios
de las Legiones (o de los
Ejércitos). Este código debe ser usado en todo tipo de contacto con otras
inteligencias, incluyendo extraterrestres. Funciona como una saudación
superior, cuando pronunciado en el encuentro con seres positivos, y actúa como
protección en la presencia de negativos, en la medida en que estos no consiguen
soportar el tipo de energía generada, cuando entonada por un ser humano.
La Misión de los ufólogos –
Durante las últimas décadas, las principales responsabilidades de la comunidad
ufológica fueron la investigación de la casuística y la conscientización de la
sociedad en cuanto a la materialidade del Fenómeno UFO. Pero la investigación
convencional sólo permite especular acerca de las intenciones de los
extraterrestres y los objetivos de sus investigaciones en nuestro medio.
Actualmente, sin embargo, las demandas son mayores y más complejas. Como
ciudadanos planetários, tenemos el derecho de saber lo que quieren y lo que hacen
aquí. ES errónea la noción propagada por algunos de que no nos cabría – o
no nos sería posible – llegar la tales datos, en faz de una supuesta
grande inferioridade evolutiva o de grado de inteligencia en relación a
nuestros visitantes. Pasa de la hora, entonces, de los investigadores vayan
además del tradicional en la busca por respuestas. La Ufologia
tiene que ser encarada como un interrogatorio, en el cual se busca una solución
– y no como una ciencia, como si la fenomenologia fuera continuar
indefinidamente y tuviéramos todo el tiempo del mundo para comprenderla.
Obviamente, los procedimientos de análisis científico son muy bienvenidos, pero
no debemos restringirnos a ellos. Considerando la insistência de la casuística,
comentarios vaciados de la comunidad internacional de inteligencia [Espionaje], incontables canalizaciones y
hasta profecías, se sabe que habrá un día no muy distante en que algunas de las
civilizaciones que nos visitan se mostrarán abiertamente a nosotros,
posiblemente con sus naves sobrevolando las grandes ciudades simultáneamente.
Aquí se hace vital comprender que esa aparición pública podrá ser hecha por
seres de una o de ambas facciones – negativos o positivos. Los
negativos necesariamente intentarán posar de amigos de la humanidad, ya que les
interesa más el mantenimiento de su influencia sobre la conciencia de las
personas del que una conquista bélica para explotación de nuestros recursos
naturales. Aún así, su aparición podría ser considerada una guerra de
conquista, aunque de almas y no de territorios. Entonces, sería el momento de
la más importante misión de los ufólogos: ayudar la población a discernir la
índole de los visitantes. Y para eso, será necesario comprenderlos, antes de
difundir cualquier información. Y sin una preparación espiritual eso no será
posible, pues dada la inteligencia y argúcia de los extraterrestres negativos,
sólo el conocimiento científico y la inteligencia racional no serían
suficientes para evitarse manipulaciones. Si nada de eso sea hecho, entonces todos
esos años de investigación ufológica se harán automáticamente obsoletos –
corriendo riesgo de ser descartados – en el momento en que los
extraterrestres surjan a la luz del día. Además de eso, el camino quedará
abierto para todo tipo de aproveitador de la Ufologia
poder hable lo que quiera, sirviéndose del entusiasmo o de la histeria de
millones. Si la Ufologia permanecer
sin mayores preocupaciones con lo que vendrá después que la humanidad en peso
sepa de la realidad de
las visitas extraterrestres, también habrá la posibilidad de ella acabar por
haber sólo servido para preparar miríades de seguidores de una religión falsa
traída por alienígenas usando un títere para simular lo retorno de Jesus. La
diferenciación podrá ser hecha con el análisis del que los visitantes dirán, ya
que difícilmente cometerán deslices públicos de comportamiento. No son en
absoluto confiables seas que niegan la existencia de Dios, que subvertem el
origen divino de Jesus o dicen que él cambió de nombre y está en la nave capitânia
de ellos. Como no serán confiables los visitantes que se muestren públicamente
como nuestros creadores, haciendo apologia de manipulaciones genéticas como
forma de evolución física o mental y negando la verdadera evolución espiritual.
Programa de hibridización –
También tenemos que estar alerta para aquellos que busquen en los imponer
cualesquier comportamientos o conceptos, o aunque pidan nuestra colaboración en
un programa de hibridización para generar una raza que sería la única capaz de
resistir a la cambios futuros en el planeta. Como se puede constatar, hay
indicios muy subjetivos – y otros más específicos – para definir
quién es quién. Otra forma de reconocimiento de entidades no comprometidas con
nuestro desarrollo, de esta hecha para uso más directo, será el empleo de
códigos como el Kodoish. ES
fundamental que cada uno, en contactos personales con otras inteligencias, y
principalmente en aquel momento crucial de su manifestación pública, sepa oír
su essência, su conciencia interna. ES imprescindíble que cada persona ore
conforme su fe, pidiendo discernimento, y que use la razón y conocimientos como
esos para conseguir diferenciar sabiamente. Por su turno, entidades positivas
respetan nuestro libre-arbítrio y no interfieren en el comportamiento de
outrem. No realizan abduciones forzadas ni exámenes físicos dolorosos, aún
porque ya conocen muy bien nuestra fisiologia. Tampoco hacen experimentos
genéticos con nosotros y no buscan imponer sus versiones de compreensión de
Dios y de la creación, así como del funcionamiento del universo. Y ni se
colocan como creadores o
salvadores de la humanidad, pero sí como nuestros hermanos.
Sólo el tiempo dirá como y cuando habrá el contacto macizo de nuestra
civilización con ETs. Pero desde ya es necesario multiplicar la noción de la
inevitabilidade de ese evento, como también el discernimento de los riesgos que
correremos con unos y las maravillosas interacciones que auferiremos con otros.
Autor: Roberto S. Ferreira

Gran abrazo; Paulo R. Poian.

Revista UFO Brasil * http://www.ufo.com.br *

………………………………………………………………………………………………………………

*Leer, si le interesan las hipótesis de la existencia de razas extraterrestres …

Defendamonos de los dioses-Freixedo salvador

Anonimo-Los-Reptilianos

EL mayor secreto (David Ike)

La cuarta dimension-Bob-Frissell

* ¿Existen poderes ocultos? ¿Un gobierno tras la sombra?

* Informes; Top Secret

* Documentales

Ingeniería inversa- Hangar 18

Nuestro pasado extraterrestre

…………………………………………………………………………………………………….


…………………………………………………………………………………………………….


  • Exociencia

  • Fenómeno extraterrestre

  • 2 comentarios

    1. […] – Bien y el mal en la Ufologia […]

    2. […] * El bien y el mal en la Ufologia […]

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: