Secreto revelado

heb_rav_zohar_bereshit-a_15-06-03_pic1.jpg

1. En el Principio, hay solo Vacío.

2. Este Vacío es Infinito…

3. El Vacío está completamente lleno de Luz.

4. Esta Luz, omnipotente y omniabarcante, es el Deseo puro y absoluto del Creador: DAR.

5. El Creador es completo. No necesita nada para sí mismo. Solo ES. Su Ser es Dar.

6. Para poder Dar crea su primer creatura. Esta es puro “Deseo de Recibir para Sí Misma”.

7. Creador y creatura, en esta instancia representan una Unidad. Como una madre y el hijo/hija que lleva en su vientre. Son una Unidad perfecta.

8. Creador y creatura son exactamente opuestos en su naturaleza (Dar vs. Recibir).

9. La creatura, para existir realmente debe ser autónoma. Para ello debe dejar de depender del Dar absoluto de su Creador.

9. Para eliminar esta dependencia, decide no aceptar el Dar absoluto, y genera una restricción en su Deseo de Recibir (Tzimtzum).

heb_rav_zohar_bereshit-a_15-06-03_pic2.jpg

10. Esto no afecta al Creador, pero sí a la creatura. Ahora es ella la que decide si aceptar, o no, lo que le es dado. Mediante esta aceptación, se convierte en Dadora potencial de satisfacción al Creador, cuando acepta Recibir lo que le es dado por Él.

11. De esta forma se deriva la multiplicidad desde la Unidad original.

12. El Creador es Completo. La creatura es carente, y corre constantemente detrás de su deseo de satisfacerse. Pero apenas lo satisface, su deseo surge nuevamente.

13. Esto explica claramente las Leyes de la Naturaleza (incluídas las del comportamiento y psiquis del hombre).

slide1.JPG

A partir de su creación, lo creado recibe todo, sin límite, y obtiene de ello SATISFACCIÓN PLENA (mito del Edén y similares en otras culturas).

Sin embargo, como ya se dijo, para poder independizarse del Creador (algunas tradiciones lo denominan “El sentimiento de Vergüenza”), lo creado tiene una necesidad de limitarse. Hay una restricción en el Deseo de Recibir (“Tzimtzum”).

Lo creado adquiere, entonces, la capacidad de Dar, adicionalmente a su naturaleza receptiva. Ahora puede Dar satisfacción a su Creador decidiendo aceptar, o no, lo que este le otorga en forma incondicional.

i-r_x1.jpg

En términos científicos, en el comienzo hay una Energía Potencial Positiva (Dar), distribuida en forma ecuánime en toda dirección (+).

Para poder realizarla es necesario crear un receptor. Este receptor es básicamente “Deseo de Recibir” (-).

Mientras que los Deseos de Dar (del Creador) y de Recibir (de lo creado) son infinitos, el flujo es Infinito, y hay Satisfacción Inmediata, por un lado, y dependencia absoluta, por el otro. Adicionalmente no se siente ningún placer, porque el Deseo se satisface de inmediato.

Pero para poder generar independencia (es decir, que realmente lo creado se separe del Creador) debe existir una postergación de la Satisfacción (“resistencia”).

Esto es similar a un circuito eléctrico, con una Resistencia nula. La Corriente es Infinita, y simplemente hay un cortocircuito. Lo creado, sin resistencia, no tiene existencia fuera de la Fuente Universal.

A fin de generar mas posibilidad de Resistir, lo creado va disminuyendo el potencial de Dar del Creador. Pero esto es sólo posible alejándose más y más de Él (no hay otra forma, ya que el Creador es omnipotente y su Dar es infinito y ecuánime).

En este punto es fundamental entender, dado que nuestras mentes no podrían captarlo de otra forma, que alejarse se refiere a una distancia que NO es física.

Alejarse/acercarse implica ser de una naturaleza en mayor o menor oposición/similitud al Creador.

En la medida  que la distancia es mayor, el Potencial Energético entre Creador y Creatura también es mayor, y esto se siente como una Presión mayor (percibido como sufrimiento y carencia de Paz).

El Creador es Uno. No hay nada mas que Él.

designer_harmony_large1.jpg

La realidad que percibimos, llena de sufrimiento y dolor es ilusoria. En este punto de máxima distancia del Creador, la separación del Uno se percibe erróneamente.

Todas las tradiciones iniciáticas coinciden en este punto. El mundo que percibimos a través de nuestros sentidos es una Ilusión. Es el Samsara. El “Olam” (palabra que se deriva de “Elem” – raíz hebrea que indica “hacer desaparecer”). Es, este mundo, la coreografía donde se esconde el Creador.

Aún la física moderna está comprobando lo que nuestros Antiguos Maestros sostienen desde hace miles de años. Nada de lo que percibimos es como parece…

Pero, porque se esconde nuestro Creador ?

El Creador se esconde para otorgar libre albedrío al Hombre, e invitarlo a jugar este gran juego cósmico. El nombre del Juego es “Retornar al Uno”.

Si el Creador no se escondiera, y complaciera directamente el Deseo egoísta del Hombre, este nunca contemplaría la posibilidad de existencia de algo superior.

Sólo recordando la existencia del Creador, y sus Leyes, es posible comenzar el Retorno, aliviando la presión que percibimos, y renovando el flujo entre Creador y creatura.

El hombre, por su naturaleza, solo ve lo que le conviene. Lo que colma su Deseo de Recibir. Por eso, en general, no se acuerda de su Creador.

El Hombre solo se plantea la existencia de un Creador, un “algo” superior, en sus momentos de angustia, de dolor, de falta de sentido de su existencia…

Es por eso que todas las tradiciones iniciáticas, ven en el sufrimiento sólo una puerta a la Sabiduría. El punto de comienzo de una búsqueda, mas allá de nuestro mundo vano e ilusorio. Sólo las fuerzas de la ignorancia han deformado esto, plasmándolo en religiones mitos y supersticiones, y generando un sentimiento de culpa, y una errónea idea de que el Hombre fue creado para sufrir.

La grave consecuencia es la imágen de un Dios Severo y Cruel, pronto a castigar a quien no lo obedezca.

Pero esta visión infantil se asemeja a una interpretación “animista” de las consecuencias naturales de poner un dedo en un enchufe o saltar al vacío desde una altura considerable, desafiando o desconociendo las Leyes físicas de nuestro mundo.

La idea de Castigo está fuera del Camino Iniciático. El Hombre debe conquistarse a sí mismo (es decir a su naturaleza egoísta), para poder redescubrir su naturaleza divina, y recibir lo que el Creador desea brindarle. Reemprender el Retorno a su Naturaleza Original. Volver al Uno.

La Ley es que “El Creador es todo bondad y deseo de beneficiar”. Y retornar a Él es cerrar las distancias, para convertir la Energía Potencial en Energía Dinámica.

Sólo que en el Mundo Espiritual las distancias físicas no existen. El concepto de Distancia Espiritual se limita a la diferencia entre una naturaleza y otra. Acercarse al Creador, a la Luz, es transmutar la energía egoísta del Hombre en energía altruísta del Creador.

Si observamos la Naturaleza a nuestro alrededor, comprobamos que todo mana de fuentes inagotables y altruístas.

Esta Ley, que es fundamental, es clara y simple. No obstante ello, es difícil de mantener en la mente y el corazón del Hombre.

El Ego del hombre hace que este se atribuya sus éxitos y culpe a Dios en sus infortunios.

Y la realidad, cubierta por la ilusión, es que ambas cosas son sólo producto del Creador. Sólo Él existe. Aunque esto sea una duro golpe para nuestros pequeños egos autocentradas.

No hay nada que hacer. Nada que buscar. Sólo SER.

Este es el Gran Secreto Revelado.

Sin embargo, su mismo fundamento, su misma claridad, representa una trampa por nuestra naturleza. El hombre sólo se orienta a lo que tiene valor para él. Y que valor tiene un Secreto Abierto ? Algo tan obvio ?

Por todo lo antedicho surge un principio básico. El Camino comienza siempre por causas indirectas. El Hombre busca al Creador primero por conveniencia. Y sólo una vez que logra conocer su esencia, comienza a trabajar a su Gloria. Comienza a entender sus reglas y participar voluntariamente de su juego. Dejando fluir. Sin resistencias.

Sin este principio pragmático, el Hombre no puede sobreponerse a su Deseo egoísta de Recibir. Es inutil creer, en forma idealista, que nuestro cuerpo sensual y deseante nos permitirá desatender sus reclamos para avanzar en el sendero de la Sabiduría.

Por eso, el Camino es largo y sinuoso.

Y si no se poseen esa claridad íntuitiva y determinación, dones que pocas veces se alcanzan sin un desarrollo arduo, lo mejor es encontrar un Maestro.

Pero tampoco en esto debemos caer en la ilusión de “nuestras acciones”.

Cuando el Discípulo está listo, el Maestro siempre aparece.

2cols.jpg

El Trabajo Iniciático se situa entre dos Columnas o Pilares.

Es el Camino del Medio. Es vivir en la Ecuanimidad. Trascender los opuestos. O como se lo quiera denominar.

El Hombre vive sumergido en la Dualidad. Y esta es la causa de su sufrimiento y angustia.

Lograr trascender esta Dualidad, y alcanzar el Centro, es el trabajo del Retorno a la Unidad.

Como dijera el Buda:

“El Verdadero Maestro

ha llegado al final del Camino

conociendo sus muchas vidas y muertes.

Ha visto el cielo y el infierno.

Es un hombre de conocimiento impecable.

Todo lo que tenía que hacer está hecho.

El Verdadero Maestro es Uno.”

Dhammapada, Cap. XXVI “El Verdadero Maestro”

Pero el Retorno al Uno no es fácil. El Ego es como un mono acorralado, que se resiste a ser atrapado.

Nuestra mente, por naturaleza, quiere ser libre de aferrarse a nombres, formas y conceptos.

Y es entonces que el buscador comienza su trabajo entre Columnas.

El Pilar de la Fuerza y el de la Sabiduría. La columna de “Geburáh” y la columna de “Jojmá”.

Debe luchar contra su Ego. Debe vencer su naturaleza.

Y es aquí donde reside la trampa. Donde muchos buscadores quedan empantanados de mil maneras.

Es aquí donde muchos abandonan la búsqueda. Se dan por vencidos.

Unos concluyen que la búsqueda es una quimera. Otros se llenan de orgullo de superioridad, y retroceden mucho mas de sus avances. Otros se deprimen. Otros vuelven a sus deseos terrenales…

El Trabajo Iniciático está regido por un ritmo.

Son 2 etapas bien marcadas. De la misma forma que el Hombre avanza estabilizando sus pasos sobre cada una de sus piernas, apoyando sus pies firmemente.

La primera, Esfuerzo. Es necesario invertir Esfuerzo para sobreponerse a nuestr “pequeño yo”. A los Deseos de Recibir de nuestro Cuerpo egoísta. Este Esfuerzo proviene de nuestra mente. Debemos entender (“Binah” de la raíz hebrea “Lahabin” – Entender) que sin “combustible” nada generará un cambio. Nada se moverá de su lugar actual.

El buscador se esforzará, y llegará a un punto donde entenderá que su batalla está perdida desde el principio. La lucha contra su naturaleza dual es un despropósito.

Y entonces ? Que hacer ?

Allí, en este punto extremo de frustración, aungustia e imposibilidad de avanzar, es necesario trabajar en la otra columna. En el otro extremo.

La segunda fase, es Sabiduría. Trascender las dudas. Trascender la pequeña mente. Desapego. Confianza en el Uno. Ir mas allá de la Razón. Tener Fé. Ir más allá de la Razón (“Da´at” en Hebreo), como indica la Ciencia de la Kabbalah. Disipar las dudas, como dice claramente Boddidharma en su Sutra del “Linaje de la Fé”.

Este es un trabajo muy arduo. No menos que el de la otra columna. Creer en lo ilusorio de nuestra realidad, desafiando nuestros sentidos es una tarea monumental.

Y así, paso a paso, se va avanzando. Comprendiendo y confíando. Entendiendo y sabiendo. Avanzando entre columnas… En un zig-zag constante, pero en un retorno inexorable hacia el Uno.

Y surgen, rápidamente, muchas preguntas de nuestras pequeñas mentes:

Si el esfuerzo no es efectivo para que realizarlo… ?

Porque no abandonarse a una Fé ciega, como indican las Religiones del mundo… ?

Y si ya llegué a este punto de comprensión, porque la vida sigue siendo un semillero de angustia y sufrimiento para mí…?

Todas estas preguntas no son más que el producto de nuestra naturaleza…

Solo la comprensión de las Leyes Universales, y el Trabajo Iniciático en su correcta aplicación, lograrán sacarnos de la ilusión de este mundo, y trascenderlo.

“El buscador que cuida sus pensamientos

y teme las proyecciones de su mente,

quema todas las ataduras

con el fuego de su Vigilancia.

El buscador que cuida de su mente

y teme su propia confusión,

no conocerá la derrota ni la caída.

Ha encontrado el camino de la felicidad.”

Gautama el Buda.

zenguidecom_wallpaper_gateless_gate_1280x1024.jpg

Otra Ley Universal es que, a pesar de lo que la mayoría de los seres humanos creen y sienten, hemos sido creados para Desear, y para que nuestros Deseos sean satisfechos plenamente.

Como es esto ? Muchos dirán sorprendidos. Y se empecinarán en seguir viendo nuestro mundo como un lugar de sufrimiento e instatisfacción.

Pues, NO ES ASÍ. Esa es la ilusión de nuestro mundo.

Jesús dijo: “Pide y se te concederá !”

Buda dijo: “Somos lo que pensamos. Todo lo que somos surge con nuestros pensamientos. Con nuestro pensamientos construimos el mundo.”

Y entonces ? Como se hace ? Que es lo que hace mal el hombre para sufrir tanto y estar inmerso en una búsqueda interminable y angustiante…?

El Secreto Revelado es “No hay nada que hacer”. Tan simple como eso.

El problema no es lo que hay que hacer. El Gran Problema es LO QUE HAY QUE DEJAR DE HACER…

En las enseñanzas Zen hay un concepto “Mushotoku” que resume el estado real del hombre. “Nada que ganar. Nada que perder.”

Reencontrar este estado es alcanzar nuestro estado real de plenitud.

Las puertas para redescubrir este estado son innumerables, pero la Verdad es UNA.

Anuncios

5 comentarios

  1. el gran problema de hombre es querer hacer mas de lo que por naturaleza debe hacer , el hombre se angustia y se fatiga es porque siempre quiere ser el super eroe de la pelicula, y no se coloca en la posicion que tiene desde los primeros inicios una creacion hecha por la unida, que tiene todo para ser feliz, solo que por querer andar solo, se pierde y resulta haciendo cosas que ni el mismo entiede y se pierde en su mente llena de filosofia y letra inventada por el mismo. todo radica en algo tan simple apequese nuevamente a la unidad, como lo indica el es un todo y nada le falta.

  2. todos los pensamientos vertidos en esta pagina estan ligados a un corazon crystiano escensial,me siento parte de su sabiduria .gracias por tener esta pagina

    • haber poque deciis k no hai mas vida en los demas planetas y vosotros k sabeis todabia estais investigando haber puede haber otro tipo de vida k no le aga falta este tipo de haire de la atmofera se puede ser k se aya acostunbrado a otro tipo de haire como nosotros k binimos del agua si lo beis lo de la nasa razonarlo porfabor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: